Discursos de los SAG estuvieron marcados por la política

La edición 23 de los premios del Sindicato de Actores de Estados Unidos se celebró el domingo y los discursos con tono político en contra de las medidas del presidente estadounidense, Donald Trump, no escasearon. Ashton Kutcher fue el primer presentador de la ceremonia y abrió las puertas hacia los comentarios que se movieron entre la burla y el descontento.

Talentos ocultos, la película que narra la historia sobre las expertas en matemáticas de la NASA, logró el premio al Mejor Elenco. Octavia Spencer, Taraji P. Henson y Janelle Monáe subieron a recoger su estatuilla. En su discurso, Henson declaró que este año la gente se encuentra en el lado correcto de la historia e invitó al público a elegir entre el miedo y la fe. “El miedo y la fe no pueden coexistir. Que cada cual elija su batalla. Yo elijo la fe”.

Denzel Washington se alzó con el premio como Mejor Actor Protagónico por su papel en el drama Fences, el único filme doblemente premiado al lograr el SAG para Viola Davis como Mejor Actriz de Reparto.

Mahershala Ali pronunció uno de los discursos más emotivos de la noche cuando subió al escenario a recibir el premio como Mejor Actor de Reparto. Recordó que su familia de origen afroamericano fue muy activa en los movimientos civiles y declaró sentirse identificado con la lucha en contra de medidas que afectan a los musulmanes.

Emma Stone recibió el galardón de Mejor Actriz por su papel en el premiado musical La La Land. En tarima, invitó a los ciudadanos a luchar por lo correcto y a alzar su voz ante los hechos inhumanos.

Bryan Cranston y Sarah Paulson recibieron los galardones de Mejor Actor y Actriz de Serie de Televisión por All The Way y The People vs. O. J. Simpson. Orange is the New Black recibió el premio como Mejor Elenco de una Serie de Comedia, mientras que Stranger Things se llevó la estatuilla por el Mejor Elenco en una Serie Dramática.

Aciertos y desaciertos. Transparencias y bordados se repitieron en la alfombra roja de los premios SAG. Salma Hayek lució un vestido amarillo de Gucci con una flor rosa en el hombro y un lazo en la cintura, que fue criticado por lucir sobrecargado. Janelle Monáe corrió con la misma suerte con un Chanel que jugaba con la gama de colores entre el blanco y el negro.

Emma Stone acertó con un vestido de encaje y flores bordadas en color negro y rosa de Alexander McQueen. Nicole Kidman se lució en un atrevido Gucci brillante y Meryl Streep no se quedó atrás y eligió para esa noche un traje blanco de Valentino con estampado de pájaros en negro que recibió múltiples halagos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>