Estimula esta zona para hacerla llegar al orgasmo

Un porcentaje de las mujeres ha llegado al clímax gracias a la excitación de esta zona, y aquí te decimos cómo lograrlo. Tener un orgasmo masturbándola, dedeándola o penetrándola son las formas más comunes de conseguirle placer a tu chica, pero lo que pocos saben es que los senos tienen una clave de sensualidad que si aprendes cómo tocarlos puede abrir una nueva posibilidad en la cama.

No vamos a mentirte, el placer femenino puede ser muy complicado, dónde tocar, dónde no hacerlo, besarla de una forma, hacerle sexo oral o solo manipular su clítoris puede ser un momento incómodo si no lo sabes hacer, pero la clave está en la comunicación pues así como es complicado también es un inmenso puerto de posibilidades. A diferencia de los hombres, la mujer tiene diversas zonas erógenas que la pueden llevar al éxtasis y en esta ocasión hablaremos de los senos.

Las boobies son altos centros de placer, son altamente sensibles, están llenas de terminaciones nerviosas; así como puedes excitarla, si no lo tocas bien puedes provocar un grado de dolor, por eso es importante que sepas cómo hacerlo.

Los senos, según recopila Men´s Health son la segunda forma más común de tener un orgasmo, por ejemplo el doctor Herbert Otto, especialista en sexualidad, hizo un grupo de estudio de 213 mujeres, donde el 29% de ellas dijeron haber experimentado un orgasmo únicamente con la estimulación de sus pechos.

Para que le des un orgasmo a tu chica, sigue esta guía y abre la puerta del placer femenino:

1: Estimulación

Comienza tocando sus senos por encima de la ropa, luego descúbrelos poco a poco hasta que los puedas tocar desnudos. De forma suave acaricia en círculos completos alrededor del pezón, ve de a poco y luego ve subiendo la intensidad sutilmente hasta que ella se excite más y más.

2: La boca

La estimulación oral da un extra, tras tocar con tus manos, succiona o aspira de forma constante en los rededores de los pezones. Intenta dar pequeños mordiscos, golpecitos, lame y llega al centro de los pezones, la aureola, la copa del seno, las zonas más sensibles son éstas.

3: Si no estás seguro

Si no sabes qué tanto le gusta, pregúntale si está bien así, pero no dejes de lamerla y chuparla, combina estas acciones para conseguir mayor placer. Trata de no tocar otro lado de su cuerpo, por lo menos hasta que llegue al clímax por esta zona, ya después podrás ir hacia otra parte de su cuerpo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>