¡INCREIBLE! Paul Walker sigue generando millones de dolares para su hija

© Proporcionado por Zeleb.es paul-walker-y-su-hija,-meadow-walker

© Proporcionado por Zeleb.es paul-walker-y-su-hija,-meadow-walker

Meadow Walker, hija del desaparecido actor de la saga Fast & Furious Paul Walker, recibirá 10’1 millones de dólares (cerca de 9 millones de euros) tras el acuerdo legal al que han llegado los abogados de la joven y los de la familia de Roger Rodas, quien el 20 de noviembre de 2013 conducía el Porsche en el que perdieron la vida tanto el propio Rodas como Paul Walker.
La cantidad pagada por la sucesión de Roger Rodas al fideicomiso de Meadow Walker sólo cubre una fracción de lo que su padre pudo haber ganado como una estrella de cine internacional si su vida no hubiese acabado trágicamente”, indicaba Jeff Milam, abogado de la hija de Paul Walker, en un comunicado que ha sido publicado por la revista People.
A su vez, Milam también indica que Meadow, que ahora tiene 17 años, mantendrá la demanda contra Porsche AG por considerar que tiene parte de responsabilidad en la muerte de su padre.

En septiembre de 201 Meadow Walker y sus abogados demandaban a casa automovilística por “escatimar en seguridad”. “El cuerpo de Paul Walker fue impulsado hacia atrás con tanta fuerza que rompió sus costillas y su pelvis, manteniéndole atrapado en el asiento del copiloto”, explican los representantes de Meadow en la demanda interpuesta. “De no presentar estos defectos el coche, Paul Walker seguiría vivo hoy”, añaden.

La respuesta de Porsche, dos meses después, fue que Paul Walker “asumió el peligro y los riesgos que entrañaba conducir ese vehículo”.
De momento, los jueces no se han pronunciado sobre el caso, pero sí sobre la demanda interpuesta por Kristine Rodas, viuda de Roger Rodas, con idéntica finalidad. En su caso, alegaba “que el compartimento del pasajero no fuera lo suficientemente fuerte y que el coche no estuviera diseñado para proteger a sus ocupantes de un impacto lateral”; pero la justicia se exonerado a Porsche de toda responsabilidad.

Roger Rodas y Paul Walker iban a bordo de un Porsche Carrera GT a una velocidad de entre 128 y 150 kilómetros por hora cuando se estrellaron en Santa Clarita, California, el 30 de noviembre de 2013.

Créditos: Zeleb.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>